El lloriqueo de Capcom no se ha hecho esperar.

divider

Año nuevo, hardware nuevo.
Y para las desarrolladoras de videojuegos, motor gráfico nuevo, por aquello de aprovechar la potencia técnica de las consolas recién horneadas y los PCs más pintones.

Con la nueva generación, toca cumplir la promesa traicionada en la anterior; esos requerimientos estandarizados de 1080p (o lo que es lo mismo, verdadera alta definición) y 60fps (o dicho de otro modo, juegos sin parkinson, tirones y ralentizaciones) 😉

Parece que a excepción de Nintendo y algunos estudios indies, lejos queda ya aquello de ‘lo importante es la jugabilidad‘, y hoy por hoy, máxime con nuevas máquinas en el mercado, se asume como imperativo ineludible que el arte digital, y los videojuegos en particular, han de optar por la espectacularidad, el fotorrealismo y el detalle.
Este dogma viene aplicándose de un tiempo a esta parte por multitud de desarrolladoras, y Capcom no es la excepción.

divider

La tecnología pronto rebasará la frontera del ‘Valle Inquietante‘.

Pero desarrollar para la next gen no sale gratis: en palabras de Masaru Ijuin (jefe de desarrollo de motores gráficos en Capcom), todo requiere mucho más trabajo y costes que antes; de hecho, de 8 a 10 veces más.

En Capcom han tenido que programar un nuevo motor gráfico desde cero, el ‘PANTA RHEI‘, que sustituya al sobreexplotado ‘MT Framework‘ ya que actualizar y adaptar el viejo software a las nuevas tecnologías casi hubiese costado más.

Pero Masaru va más allá y asume que de cara a esta generación, cuando hablamos de juegos AAA, las desarrolladoras van a tener que espabilar para intentar reducir costes de desarrollo, empezando por utilizar Tecnologías de Creación Procedural.
Por ejemplo, en vez de modelar un bosque entero paso a paso, Capcom utilizará herramientas que permitan generar todo el conjunto de forma automatizada, a partir de escasos elementos (dos o tres árboles, un par de arbustos, y algunas rocas), suponiendo para la compañía menos recursos.

Matiza Masaru Ijuin:

“Estamos intentando hacer muchas cosas procedurales de cara a esta nueva generación para mantener los costes bajo control. Con eso y con todo, la inversión es muy alta. Cada ‘asset‘ de arte necesita un acabado mucho más detallado y definido que en la generación anterior. Por mucho que hagamos cosas procedurales eso no va a cambiar, sigues necesitando acabados gráficos mucho mejores y que llevan mucho más trabajo.”

En fin, ¿qué opináis?
¿Gajes del oficio o lloriqueo injustificado?

divider

divider

Anuncios