Steve Ballmer.

Steve Ballmer. FEO de Microsoft.

divider

La reestructuración de Microsoft ya es oficial… e inquietante.

Steve Ballmer, sudoroso CEO de la tecnológica de Windows, el hombre de los mofletes como chuletones de buey, ha anunciado en una carta abierta a sus empleados los cambios planificados para el futuro de la compañía. Parece que todo pasa por la necesaria unificación de todas las divisiones en “una sola Microsoft”.

El objetivo de esta reestructuración es “potenciar la innovación y la eficiencia” dentro de la compañía tecnológica con sede en Redmond. La división de Xbox, antes dirigida por Don Mattrick (ahora en ZYNGA), se queda en manos de Julie Larson-Green, posible fundadora del club ‘amigas del botox’.

divider

Julie Larson-Green.

Julie Larson-Green.

Las turbadoras noticias no acaban aquí. La ejecutiva de Microsoft no interpretará exactamente el mismo papel del inepto Mattrick (director de la división de entretenimiento), sino que se encargará de coordinar, atención, ‘Dispositivos y Estudios de Ingeniería’, un nuevo departamento que engloba Xbox y otros dispositivos, una división tan útil como un paraguas una soleada mañana de agosto.

“Julie también coordinará nuestros estudios incluyendo videojuegos, música, vídeos y otros tipos de entretenimientos”, dice Ballmer en la misiva que defiende el eslogan “Una estrategia, una Microsoft” para justificar los cambios. Resumiendo: más vale, por el buen futuro de la plataforma Xbox One, que la señora Larson-Green, que no tiene ni puñetera idea de videojuegos y probablemente no haya cogido un pad en toda su vida, cuente con una buena mano derecha que sí sepa de juegos y le haga todo el trabajo mientras ella se lleva los triunfos, una nómina millonaria y se dedica a lo que realmente le gusta, la informática de no-entretenimiento.

La misión de Microsoft es “crear dispositivos y servicios familiares dentro de este nuevo capítulo” en el que “se han dado importantes pasos previos como Windows 8 y Surface“, pero donde “todavía queda mucho camino por delante”.

En esta línea de lanzar dispositivos multimedia que sean útiles para múltiples tipos de usuarios, Microsoft ha defendido hoy Xbox One como un aparato útil para las pequeñas empresas por su precio y su capacidad para usar apps como Skype. Vale. Ya sé por dónde vais. Surface, Skype, Smartglass, TV de pago y apps de moda. Los videojuegos os importan un mojón.
Veremos como acaba esto que, de momento, pinta feo y mal.

Anuncios