Commander in chief

Obama Unchained.

¿Está realmente criando malvas el señor Bin Laden, encarnación del mal nivel ‘Satanás en la Tierra’ (modo Yihad ON)?
No lo sabemos. Nadie que no trabaje en el círculo más VIP de la CIA ni pertenezca al laureado destacamento de SEALs que participó en tan peliculero ‘islamicidio’* puede asegurarlo. Nadie nos ha mostrado los necrológicos y fusilados despojos, y nadie piensa hacerlo. Así es, amigos, ni ‘Magú’ o ‘Cliff’; haceros a la idea: a Bin Laden ‘ya le habéis visto’.

*o para ser más exactos, ‘Al-Qaedacidio’, que no es lo mismo  😉

Bin Laden dead fake

El montaje del delito: Curso de Photoshop online de 60 horas.

En plena era de las telecomunicaciones, de las redes sociatas y los teléfonos inteligentes, no existe un sólo vídeo, una miserable foto que evidencie con suficiencia la ejecución y defunción del odiado y polémico Osama. Nos intentaron colar un fake cutrecillo que rezumaba Adobe Photoshop por sus cuatro pixelados costados (un epic fail como una mezquita), tenemos por ahí dos pelis sobre el tema (‘Zero Dark Thirty’, con 5 nominaciones -de las gordas- para los premios Óscar, y ‘Seal Team Six: The Raid on Osama Bin Laden’), y qué cojones, seguro que el aparato mediático-americano está produciendo documentales ‘a cascoporro’ mientras se escriben estas líneas (unos más patrioteros, más ‘oficiales’ o ‘pro-government political forces’; otros, hambrientos de audiencia facilona youtuber, extremadamente conspiracionistas y anti-sistema).


Porque a los estadounidenses les encanta ser los que escriben la historia (lo que hacemos los demás, mientras no les fastidie mucho, les interesa por lo general un carajo), y porque además son expertos en contarla a su manera, con su filosofía de todo a cien, su lógica de preescolar, y en hacer negocio con ella.


Nos han contado que se han cargado al malo, y eso mola mucho, pero no nos lo han enseñado en HD, coño. A mi me gustan los escotes y las minifaldas como anticipo del producto final, pero luego QUIERO EL PRODUCTO FINAL. Es decir, si un fulano asegura en los medios que ha encontrado y cazado al Yeti, pero no nos enseña el Yeti, ni siquiera un primo hermano de Chewbacca, no le cree ni su familia política. Pues esto es lo mismo 😀

SEAL

Los SEALs piensan en verde.

Bueno, pero pongamos por un momento que Bin sí está en el hoyo. Que fue ajusticiado sin que la justicia, al menos mediante un proceso judicial, mediara en absoluto. En plan videojuego (o más bien, sucinto DLC sin chicha ni limoná), llego armado hasta los dientes y con mis fardonas gafotas de visión nocturna, me infiltro en tu base secreta a lo comando pendenciero y acabo hasta con el tato en un operativo de 45 minutillos, sin apenas resistencia. Congratulations, mission completed successfully, y esas cosas. Eso es lo que nos dijeron y lo que los libros de historia contarán a nuestros nietos.

Zero Dark Thirty

‘Toc, toc’. Me he traído unos colegas, pero no venimos de botellón.

‘Gerónimo’ fue un niño malo y travieso jugando a los avioncitos y al World Trade Center, y casi 10 años (de búsqueda) después, las huestes de Obama, bajo la ‘Operación Lanza de Neptuno’, le freían a tiros un 2 de Mayo de 2011 en Abbottabad (Pakistán).

Abbottabad

Sí, Osama. Sabemos que estás ahí.

Su cuerpo saudí fue finalmente arrojado al mar (una de esas decisiones incomprensibles a todas luces, pero que nadie se atreve a discutir ni poner en duda). Vale; venga. Vamos a imaginar que nos lo creemos: la verdad, qué chulada de historia; hay que reconocer que da para películas, libros de tapa dura y videojuegos de alto presupuesto. Estos americanos, es que son ‘la polla’.

Bin Laden dead

Bin, no tienes buena cara. Igual un bañito en el mar te espabila, tronco.

Pues bien, el soldadito de élite que (insistimos, supuestamente) se llevó el gato al agua con extra bonus, es decir, el barbilampiño SEAL y nuevo héroe americano que terminó con el líder yihadista (por cierto, ¿cobró el muchacho la recompensa de 50.000.000 de dólares que el gobierno de EEUU prometía?), cuya entidad no podríamos revelar ni aunque lo supiéramos, y que ha terminado conociéndose como ‘The Shooter’ (le han puesto nombre de género de videojuegos), es un gamer de mucho cuidado, y ofreció sus servicios (en calidad de asesor) a Electronic Arts (EA) para el desarrollo de ‘Medal of Honor Warfighter‘. La compañía, que ya tenía en nómina su buena caterva de consultores (miembros retirados del ejército) rechazó la propuesta y a lo más que pudo aspirar finalmente nuestro condecorado ‘The Shooter’, fue catar el juego en PC o consola desde el sofá del salón, como todo hijo de vecino, terminando el mes de octubre del año pasado.

Zero Dark Thirty

Hace un año que no me afeito y canto a chotuno, pero voy a matar al moro malo.

El título, que un jugador de gatillo fácil podía merendarse en 6 horas, fue unánimemente calificado de pestiño completamente prescindible, cosechando notas mediocres, gracias a una campaña tópica y sin carisma, más vista que los pezones de Carmen de Mairena,  una IA tan mediocre que casi fomentaba la amistad con el enemigo, un planteamiento simple y pasillero como la visita a un museo, y un motor gráfico (mítico Frostbite 2.0) francamente desaprovechado para la ocasión. La hostia fue tan fuerte que sonó a debacle y posible cierre de una serie tan vetusta como legendaria dentro del género First Person Shooter, aunque recientemente, el directivo creativo de EA Rich Hilleman lo ha dejado bien claro: la serie no está muerta para la compañía, aunque sólo volverá a desarrollarse un juego para ella cuando sea el momento propicio.

Medal of Honor Warfighter

En la edición limitada EA podía incluir ‘la muerte de Osama’

Desde GAMEBEATS suponemos que el momento se tornará propicio en función de las fechas de lanzamiento de los belicosos mata-mata de la competencia, empezando por ‘Call of Duty’, y pensamos que para hacer que ‘Medal of Honor’ destaque por sí mismo y renazca de sus cenizas, no basta con hacer un juego vistoso o bien ambientado, y todo pasa por mandar a zurrir mierdas (de una vez) al estudio ‘Danger Close‘, encargado realmente de desarrollar el último adefesio (‘Warfighter’), un video game developer con muchas tablas, pero que lleva toda la vida haciendo command & conquers, señores de los anillos y medallas honoríficas como quien hace chistorras. Esta compañía si que merecería una visita urgente de los SEALs power rangers.

Danger Close logo

Pero si es que hasta el nombre sugiere la idea: por Dios, cerrad el estudio.

Y no queremos dejarlo aquí. Ya hay juegos (en realidad, desde hace una década), que permiten fusilar al terrorista más buscado de la historia acomodado en tu sillón. Sin medallas, sin recompensa millonaria, sin honor.

Anuncios